Estar en forma no es tarea fácil; si bien muchas personas se desviven por tener un cuerpo escultural, esta no debería ser la única razón para lucir saludables y cuidar el peso corporal.

Cuando se tiene el peso ideal la persona es más feliz, más segura y goza de mejor salud interna, pues todos sus órganos pueden funcionar de una forma más eficiente y el estado de ánimo ayuda a que las emociones también sumen en el bienestar integral.

¿Cómo poder lucir más esbeltos y saludables? Para unos pocos esto no es un problema, pero para la mayoría el estar en forma representa un poco de sacrificio y abstinencia. ¡Hay que recurrir a las dietas!

Todos queremos llevar un estilo de vida saludable, sin embargo, nuestra vida social, muchas veces nos coloca frente a situaciones, en las cuales nos vemos tentados a ingerir ciertas comidas que, aunque deliciosas, no son buenas para la salud de nuestro organismo y mucho menos para la estética corporal.

En esos momentos que sucumbimos ante la ingesta de alimentos que engordan, sentimos la necesidad de hacer una dieta que nos ayude a bajar de peso rápidamente, sin dejar de comer y que nos proporcione la suficiente energía como para continuar con nuestro ritmo de vida y plan de ejercicios físicos para mantenernos en forma. ¿Qué dieta hacer, entonces?

Si deseas bajar de peso y empezar a trabajar por un estilo de vida más fitness y que te ayude a lucir más atractivo, entonces opta por la dieta de la piña para adelgazar rápido, con resultados positivos en pocos días.

Este fruto maravilloso está lleno de beneficios para nuestro cuerpo, es sabroso, sirve para facilitar la digestión y para proporcionar vitaminas a nuestro organismo, y nos mantiene con bastante energía; sin embargo, no aporta mayores nutrientes y los médicos, entrenadores y nutricionistas no están de acuerdo con basar la dieta diaria en un producto único, por lo tanto, le hemos agregado otros elementos, como proteína, una pizca de carbohidratos integrales y algo de grasa.

Esta dieta puede hacerse de distintas formas y durante distintos tiempos.

¿En qué consiste la dieta de la piña?

 

La dieta de la piña consiste en consumir esta fruta tropical en todas las comidas y meriendas que se hagan en el día; se aconseja utilizarla de todas las formas posibles y combinarla con vegetales, ensaladas y proteínas.

Se trata, básicamente, de combinar la piña con otros alimentos que sean bajos en calorías. últimamente se ha hecho muy popular combinar la dieta de la piña con atún, piña con pollo, piña con pepino, piña con papaya, y así sucesivamente.

 

¿Cuántos días hay que hacer la dieta de la piña?

 

La dieta de la piña es unas de las llamadas 'dietas milagro' debido a que se pueden observar sus resultados en muy poco tiempo; esta dieta relámpago se puede hacer durante tres días seguidos, 5 días o 7 días; no es recomendable hacerla durante más tiempo ya que puede ser perjudicial para el cuerpo debido a que se sustituyen otros alimentos necesarios ara éste por piña.

Popularmente se habla de perder unos 2 o tres kg en sólo tres días; otros aseguran que se pierden 5 kg entre 5 y 7 días, pero hay que recordar que esto dependerá de las funciones metabólicas de cada quien y de si se cumple la dieta al pie de la letra o no.

 

¿Por qué hay que hacer la dieta de la piña?

 

Una de las razones principales para hacer esta dieta es que ofrece resultados positivos muy rápidos, es económica y puede hacerse en pocos días. Si te invitan a la playa o a un día de piscina para la próxima semana, por ejemplo,  nada te impide lucir más delgada y tonificada en tan sólo tres o cinco días.

Es una alternativa para preparar el cuerpo para ocasiones especiales y para empezar un estilo de vida más saludable; esto no significa que este tipo de alimentación sea la indicada para el diario vivir; de hecho, sería imposible hacer la dieta de la piña durante un tiempo prolongado, pues la salud estaría en riesgo, pero esta dieta sí es una excelente opción para quienes tienen problemas de sobrepeso.

Una persona a la que le cuesta bajar de peso con facilidad puede probar con la dieta de la piña durante unos cinco días, para que vea por sí misma que sí se puede, y luego empezar a llevar otro tipo de dieta, más completa, nutritiva y saludable. La dieta de la piña sería, en este caso, un punto de partida, 'el empujón' que se necesita para esforzarse en la difícil tarea de conseguir el peso ideal.

 

 

Otra de las razones de porqué hacer la dieta de la piña es que ésta fruta de origen tropical tiene muchas propiedades y beneficios para el cuerpo, dentro del que se destaca que es un excelente antioxidante y ayuda a eliminar toxinas y mucho líquido, el cual se acumula en el cuerpo en forma de grasas.

Al eliminar el líquido con facilidad, el abdomen luce más plano, tonificado y delgado. Esta es la principal razón, la de adelgazar de manera muy rápida.

Algunas veces se recurre a suplementos para bajar de peso o dietas mucho más estrictas que estas y, aunque se logra el cometido, el cuerpo luce flácido, caído y para nada tonificado, por lo que hay que recurrir a una rutina muy rigurosa para que el cuerpo tome una mejor forma.

En el caso de la dieta de la piña, el cuerpo luce más terso y saludable; esto no significa que no se necesite hacer ejercicios, por el contrario, se lograrán mejores resultados si la dieta se acompaña de una rutina de ejercicios constante, bien planificada y que ayude a trabajar todas las partes del cuerpo por igual.

Obviamente, perder kilos y reducir centímetros es una consecuencia de comer saludablemente. Esta dieta depurativa  es sumamente efectiva, pues como lo hemos dicho aquí y en artículos anteriores, la piña es una de las frutas con más propiedades diuréticas, ofreciendo un efecto sobre el organismo sumamente positivo que mejora sus funciones digestivas, beneficia el tracto intestinal, desinflama el colon, mejora el aspecto de la piel y nos hace perder la grasa abdominal velozmente.

¿Por qué funciona la dieta de la piña?

 

La dieta de la piña funciona gracias a los muchos beneficios que tiene la piña; esta fruta de origen sudamericano, tropical y de gran sabor y contenido nutritivo brinda al cuerpo una sensación de saciedad que ayuda a que este vaya regulando las cantidades de comida que necesita y las energía que consume.

La piña es un alimento diurético muy eficiente; es esta propiedad precisamente la que ayuda al cuerpo a botar el líquido en lugar de retenerlo, ayudando a que el abdomen está más plano y tonificado.

Además, al liberar toxinas la piel lucirá más fresca, radiante y limpia; es una alternativa natural muy buena para eliminar grasas, espinillas y puntos negros.

El alto contenido en fibra de la piña también juega un papel muy importante en la dieta, pues no sólo contribuye a que el abdomen esté plano y más delgado sino que es buena para ayudar a que el organismo desarrolle sus actividades fisiológicas de la manera correcta. Es un laxante natural.

 

La fibra ayuda a prevenir el estreñimiento y mejora las funciones digestivas. Este tipo de fibra, soluble, también juega un papel muy importante en la saciedad de la persona, pues al retener grandes cantidades de agua el cuerpo se siente más lleno y tendrá menos necesidad de comer. La fibra también disminuye los niveles de colesterol, eliminándolo a través de las heces.

La piña también logra hacer un trabajo eficiente en el tejido celulítico y en zonas específicas del cuerpo que acumulan grasas y azúcares con facilidad; así que también se aprovecha la ingesta de piña durante la dieta para lograr desaparecer las celulitis que tanto nos agobian.

En cuanto a las vitaminas que contiene la piña, también se encentran grandes grupos, como por ejemplo la vitamina A, vitamina C y la vitamina B1. La piña es, además, rica en potasio, hierro, fósforo, calcio, magnesio, y algunos otros elementos necesarios para el cuerpo.

La piña ayuda a limpiar el páncreas, el híagdo y los riñones y es baja en calorías.

Como si todo esto no fuera suficiente, la piña es rica en bromelina, una enzima proteolítica que con un sólo gramo de ésta es capaz de quemar hasta unos 900 gramos de pura grasa en el cuerpo; debido a este componente es que la piña es tan eficiente a la hora de bajar peso de manera rápida.

¿Cómo hacer la dieta de la piña?

 

Algunas personas no saben cómo comenzar un dieta, pero aquí te ayudaremos a conocer todo lo necesario para que inicies la dieta de la piña y la culmines satisfactoriamente. Lo primero que debes saber es que la piña es una fruta muy versátil; muchos, como es una fruta, sólo creen que pueden combinarla en postres o comidas dulces, pero esto sí que está muy lejos de la realidad.

La piña es un alimento que puede estar presente tanto en comidas dulces y saladas, o en recetas agridulces; es un elemento capaz de ser la estrella en cualquier platillo o de simplemente estar incluido en él como un alimento secundario.

Sea como sea, la piña es capaz de adaptarse a distintos tipos de comidas, desde los platos más elegantes y divertidos, hasta los más sencillos y del diario vivir.

Una de las mayores ventajas de la piña es que es muy económica y la puedes conseguir en cualquier supermercado o frutería. Para que esta dieta funcione debes comprar piñas naturales; las piñas en conserva no se recomiendan ya que tienen grandes cantidades de azúcares. ¡Lo natural siempre es mejor!

Para hacer la dieta de la piña de manera eficaz, cómoda y sabrosa, debes combinar la piña con distintos vegetales, frutas y proteínas; eso sí, sólo con alimentos que sean ricos en vitaminas, minerales, fibra y proteínas provenientes de carnes magras, bajas en sal y en porciones pequeñas.

A continuación te presentamos varios menús modelos para realizar esta, considerada una de las dietas eficaces, rápidas y de moda en la actualidadbpara que este año  luzcas como una reina.

El menú típico de la dieta:

  • Desayuno: Dos rodajas de piña fresca.
  • Merienda media mañana: Una taza de una infusión elaborada con la cáscara de la piña. Si la prefieres dulce, puedes agregarle unas hojas de estevia. Tú escoges si la tomas caliente o fría.
  • Almuerzo: Pechuga de pollo a la plancha o hervida, la cual vas a rociar con una vinagreta de aceite de oliva y limón. Puedes acompañarla con una gran taza de trozos de piña natural
  • Merienda media tarde: Un yogur  natural al cual le agregas pequeños trocitos de piña.
  • Cena: Pollo o pescado a la plancha o al horno, acompañado de un mix de lechuga o acelgas y espinacas blanqueadas;  y de postre dos o tres rodajas de piña.

Pero vamos a variarlo para que no te aburras.

Dieta de la piña para adelgazar en 3 días

 

Muchas veces, más que bajar de peso, lo que queremos es hacer un régimen depurativo, a objeto de limpiar nuestro organismo y sentirnos saludables. Esto debería hacerse cada cierto tiempo, pues el cuerpo necesita limpiarse de todo lo que va acumulando y que no se expulsa ni con el sudor ni en las funciones fisiológicas.

Así que si estás pensando en esta año ser una asidua visitante de las playas, la dieta de la piña de tres días está hecha para ti, pero cuidado, sólo puedes hacerla una vez cada mes y medio, porque a pesar de todos los beneficios y aportes vitamínicos de la piña, ésta no provee a nuestro cuerpo de las proteínas, carbohidratos y grasas saludables que necesitamos.

Un requisito indispensable para realizar esta dieta, es estar sano desde el punto de vista médico, tener los niveles de tus análisis, dentro del rango normal y ser una persona que practica ejercicios físicos con frecuencia.

Dicho esto, te presento a continuación un menú que debes seguir al pie de la letra para lograr tu objetivo, tanto de depurar tu cuerpo, como de bajar de peso.

Menú 1: para perder unos 2 o 3 kg en 3 días

  • Desayuno: de 2 a 3 rodajas de piña, 1 té o infusión con edulcorante artificial o con hojas de estevia.
  • Media mañana: infusión preparada, poniendo a hervir la cáscara de la piña en un litro de agua, se reposa, se cuela y se puede ingerir fría o caliente. A esta infusión se le conoce también como jugo de piña. Como dato curioso te cuento que en Latinoamérica se le llama “guarapo” y en algunos pueblos, se prepara y se deja varios días sin refrigerar para tomarlo fermentado.
  • Almuerzo: un gran tazón de ensalada, elaborada con un mix de lechuga, alcachofa, rábanos y trozos de piña, aderezada con una mezcla de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Come la cantidad que desees. Un batido de piña, con agua bien fría y trocitos de hielo, puedes agregar medio pepino.
  • Merienda: un yogur sin azúcar, desnatado, con trozos de piña natural
  • Cena: 4 a 5 rodajas de piña. Caldo de verduras (sólo el caldo)
  • Antes de dormir: infusión preparada con hojas de lechuga y cáscara de piña. Se cuela y se toma caliente.

Come este menú, comenzando el viernes y repitiéndolo durante el fin de semana, verás los beneficios inmediatamente, pues el lunes siguiente te sentirás ligera, desinflamada, sin bolsas debajo de los ojos y la piel más resplandeciente. Atrévete, no te arrepentirás.

Menú 2:  sugerido para perder entre 3 y 5 kg en 3 días

Día 1

Desayuno: esta dieta tiene mejores resultados cuando hay abundante hidratación, por lo que te recomendamos tomar por lo menos un vaso de agua antes y después de cada comida.

Antes de tomar el desayuno, tómate entonces un vaso de agua, come dos rodajas de piña e incluye una tosta de pan integral, galletas integrales o algo de cereal integral con leche desnatada. Puedes colocarle a la tosta algún jamón bajo en sal. Si deseas, también puedes agregar un vaso de jugo de piña, pero sin azúcar; por el azúcar utiliza stevia o miel en poca cantidad.

Media mañana: dos rebanadas de piña o una taza de piña picada en trozos.

Almuerzo: puedes comer una cremita de verduras, una lata de atún en agua enlatado y dos rodajas de piña. Toma un vaso de jugo de piña.

Merienda: un vaso de yogurt natural, bajo en grasa, con un poco de piña en trozos.

Cena: dos rodajas de piña, una ensalada de lechuga y tomate en trozos con poca sal y unas tres gotitas de aceite de oliva (si es virgen extra, mejor). Puedes acompañar la ensalada con pechuga de pollo a la plancha, sólo aliñada con sal.

Día 2

Desayuno: come dos rodajas de pan integral con unas claras de huevo cocidas, sin sal; puedes tomarte un vaso de jugo de piña más las dos rodajas infaltables de piña.

Media mañana: come una galletita integral (sólo una) y acompáñala con un vaso de jugo de piña.

Almuerzo: pescado a la plancha o al vapor, con una ración de  unos 150 gr de papas al vapor, dos rodajas de piña y jugo de piña.

Merienda: puedes tomarte una infusión de piña; si tienes algo de hambre, entonces combina la infusión con alguna barra energética baja en grasa, integral y nutritiva.

Cena: prepara una rica ensalada de lechuga y atún; puede picar la lechuga finamente, agregar la lata de atún, unos trocitos de tomate y aderezar con sal y aceite de oliva. Pica unas dos rodajas de piña en trozos pequeño, y listo. De bebida, pues un vaso de jugo de piña.

 

Día 3

Desayuno: puedes comerte dos galletas integrales con yogurt bajo en grasa, si es de piña mejor; también debes comerte las dos rodajas de piña y tomarte un vaso de agua.

Media mañana: prepárate un té de piña con miel. Si tienes más hambre, entonces come una taza de piña picada.

Almuerzo: opta por una buena ración de verduras al vapor y acompáñala con pollo o pescado a la plancha. Si lo deseas, puedes preparar una salsa de piña con un poco de vinagre y miel, hasta que se reduzca la mezcla, y verterla sobre la pechuga de pollo.

Otra opción es asar trozos de piña y cortar el pollo en tiras, como si fuera todo un rica ensalada. La piña asada es deliciosa y aporta un sabor más intenso a las carnes blancas como el pollo, el pavo y el pescado.

Merienda: puedes preparar una merengada con trozo de piña, yogurt bajo en grasa y un poco de stevia o miel, come también dos rodajas de piña.

Cena: para la cena come una cremita de alguna verdura, como por ejemplo apio o espárragos. Come dos rodajas de piña y un vaso de jugo de piña.

 

 

Menú 3: dieta de la piña para bajar 5 kg en una semana

 

Si últimamente te has estado preguntando cómo bajar unos 5 kg en sólo una semana, entonces aquí te ayudaremos a responder esta pregunta y a que obtengas los resultados esperados. ¿Es esto posible? Ya que cuando se trata de dietas, la incredulidad hace un buen trabajo en nosotros.

Pero sí amiga mía, realmente existen este tipo de dietas, son bastante estrictas, pero  funcionan perfectamente y te aseguramos que en un período verdaderamente corto verás los resultados.

Así que déjate de inseguridades y pon manos a la obra, pues lo más probable es que tu premura corresponda a que tienes algún compromiso importante, al cual quieres asistir impecable e impactante y deseas que la ropa te entalle a la perfección, ¿o no?

Pero antes de poner manos a la obra, es necesario volver a aclarar que los kilos que se pierden rápido son susceptibles de aparecer con la misma premura, si perdemos el interés luego de lograr el objetivo y no continuamos vigilando nuestra dieta.

Menú por día

A continuación un menú con piña que te enseñará cómo adelgazar 5 kilos en una semana, sin pasar mayores tropiezos y comiendo alimentos saludables que son beneficiosos para tu organismo. Aquí una dieta completa con su menú semanal.

Día 1

Desayuno: un té o infusión de hierbas, endulzado con estevia o el edulcorante de tu preferencia.
Almuerzo: 100 grs. Pechuga de pollo al horno. Verduras al vapor.
Cena: ensalada de espinacas y acelgas aderezada con aceite de oliva y limón, sal y pimienta.

Día 2

Desayuno: un té o infusión de hierbas, endulzado con estevia o el edulcorante de tu preferencia.

Almuerzo: pavo a la parrilla 100 grs. zanahorias crudas, ralladas con limón y sal.

Cena: brócolli al vapor, con queso ricota y pimienta.

Día 3

Desayuno: una manzana verde en trozos, rociada con cereal integral.

Almuerzo: 1 huevo tibio con ruedas de tomate y cebolla morada, una rodaja pequeña de pan integral. Un vaso de zumo de naranja sin azúcar.

Cena: 1 rueda pequeña de pescado de tu preferencia de 100 gramos, acompañado de una salsa hecha con champiñones y leche de almendras.

Día 4

Desayuno: una taza de leche de soja con cereal integral.

Almuerzo: ensalada de berro, espinaca y rúcula con aderezo de vinagre y aceite de oliva, a la cual se le puede agregar una lata pequeña de atún en agua. Una taza pequeña de trozos de melón.

Cena: crema de calabaza con trozos de pechuga de pollo al grill.

Día 5

Desayuno: una taza de té blanco o de cereales. Media taza de trozos de piña.

Almuerzo: Ensalada de pollo con 100 g de pechuga de pollo sin grasa, una calabaza mediana asada , un calabacín, 1 tomate.

Cena: una taza de avena integral, preparada con leche de almendra y endulzada con estevia.

Día 6

Desayuno: cebada integral, elaborada con leche de soja o de almendras.

Almuerzo: una ensalada preparada 100 grs. de pollo, un mix de lechuga y trocitos de mango (no completamente maduro) , aderezado con aceite de oliva, sal, limón y mostaza.

Cena: 100 g de carne verduras varias al vapor.

Día 7

Desayuno: 1 rebanada de pan integral con ricota y miel. Té al gusto.

Almuerzo: un filete de salmón a la plancha con una tazón de ensalada de zanahoria rallada, col morada y repollitos de Bruselas, con aderezo mediterráneo. Unos trozos pequeños de papaya.

Cena: pechuga de pavo, rábanos en vinagreta, berenjena y pimientos asados.

 

Este es el menú más variado que podemos recomendarte para que  tu dieta de la piña no sea tan limitada y repetitiva; pero recuerda, no puedes darte el lujo de agregar otro tipo de carnes o proteínas; debes consumir sólo las claras de huevo y utilizar sólo sal, vinagre y aceite de oliva para aderezar.

El aceite de oliva tiene muchas propiedades que beneficiarán a tu cuerpo, así que lo más recomendable es que uses un aceite de oliva de buena calidad.

La piña debe ser fresca y que esté en su punto, pues si está muy verde su sabor cambia y te será más difícil de digerir durante tantos día seguidos. Al terminar los tres días de dieta, debes mantenerte hidratado, tener una buena rutina de ejercicios y comer de forma saludable y con todos los nutrientes y vitaminas que el cuerpo necesita.

Algunas personas afirman que esta dieta funciona pero que se recupera el peso perdido al terminarla, pero esto dependerá del grado de cuidado y disciplina que la persona tenga, también de su metabolismo y del tipo de dieta alimenticia que lleve regularmente.

 

Si deseas variar un poco más cada menú diario, entonces te recomendamos algunas opciones más:

  • Puedes incluir jamón tipo york para acompañar las tostas de pan en el desayuno.
  • También puedes agregar a tus meriendas o ensaladas algunos frutos secos, como almendras nueces por ejemplo.
  • Las infusiones de piña y los tés son una excelente apuesta si vives en lugares de clima frío. Ver Té de piña para adelgazar
  • Aprovecha la lechuga de distintas maneras, en distintas ensaladas.
  • Si deseas, compra atún natural y córtalo en trozos, ásalo y combínalo con otras verduras al vapor. El atún tiene muchas propiedades como el omega 3, un ácido graso esencial que te ayudará a ganar energías durante la dieta.
  • El corazón de la piña es la parte de esta que más fibra tiene, así que no la desaproveches.
  • La concha de la piña tiene muchos nutrientes y debes sacarle provecho; lávala muy bien, córtala y ponla a hervir en abundante agua, con ella puedes preparar jugo o tés.

Contraindicaciones y efectos secundarios

 

Hasta ahora todo parece ser muy fácil con esta dieta, pero hay muchas situaciones que podrían ser negativas para el cuerpo si no se toma precaución al realizarla o si se hace durante tiempo prolongado.

La dieta de la piña tiene muchos detractores, pues algunos especialistas aseguran que es peligrosa y hasta engañosa; muchos nutricionistas no la recomiendan debido a que ésta consiste básicamente en comer piña a toda hora y dejar a un lado ciertas grasas, proteínas y alimentos que el cuerpo necesita para funcionar de forma correcta.

Además, como ya dijimos, al consumir la piña tantas veces al día y durante varios días seguidos, el cuerpo pierde peso debido al líquido expulsado, pero se cree que cuando la persona vuelve a su régimen alimenticio normal ésta vuelve a recuperar el peso perdido, casi tan rápido como lo perdió.

Aunque no todas las personas tienen la misma respuesta ante esto.

Al perder peso de forma rápida, y luego recuperarlo nuevamente y de manera brusca, la piel se estira y es difícil de tonificar y volver a lucir tersa.

Por otro lado, como es una dieta con bajo consumo de proteínas, es normal que la persona se sienta más débil y agotada de lo normal, que pierda energías y tenga sensación de desmayo o decaimiento; debido a esto, no puede llevar una rutina de ejercicios que sea exigente mientras esté haciendo la dieta, así que debe esperar hasta finalizarla y recuperar energías para volver a ejercitarse fuertemente.

Algunos nutricionistas opinan que es mejor aprovechar la piña, de manera diaria, pero de forma más moderada; ellos recomiendan consumirla unos 20 minutos antes de cada principal comida, pero sin dejar de ingerir los demás alimentos que el cuerpo necesita.

Si este fuera el caso, y no deseas empezar de lleno con la dieta de la piña, podrías comer dos rodajas de esta fruta antes de cada comida, para que veas si te resulta beneficioso y para que conozcas cómo reacciona tu cuerpo ante ella.

En nuestra página podrás ver otras recomendaciones sobre cómo hacer la dieta de la piña, por ejemplo, la dieta de la piña y el atún. 

 

¿Quienes no deben hacer la dieta de la piña?

 

Las personas que tienen problemas renales, como cálculos no deben hacer la dieta de la piña ya que esta fruta tropical tiene alto contenido de ácido oxálico, el cual puede hacer una reacción química con otros elementos, como el calcio por ejemplo, empeorando la situación renal del individuo.

La vitamina C que contiene la piña es muy buena para el organismo, pero en exceso, puede ser contraproducente, llegando a originar insomnio, diarrea, vómitos, nauseas y mareos; además, los síntomas de mareos y diarreas suelen aparecer también como consecuencia de consumir la piña sin que esta esté bien madura.

Como ya dijimos anteriormente, una de las razones de que la dieta de la piña funcione de forma efectiva para bajar de peso rápidamente se debe al alto contenido de bromelina  en la fruta, pero el consumir esta sustancia en grandes dosis puede ser peligroso para quienes están tomando antibióticos o tienen tratamientos para el insomnio o están medicados con algunos antidepresivos.

Algunas personas que tienen grandes problemas de sobrepeso deben consultar a su médico antes de comenzar la dieta de la piña pues éstos podrían llegar a tener algunos problemas alimenticios posteriores a dicha dieta; los efectos psicológicos también son otra variable a considerar, así como la bulimia o la anorexia.

Por último, debes considerar que el tipo de alimentación tan estricta que requiere esta dieta, con bajo contenido proteico, hace que exista mayor debilidad en el cuerpo, por lo que éste buscará ganar energías a costa de lo que sea, y lo hará destruyendo las proteínas corporales, lo que afectará la salud de forma notable si esta dieta se realiza de manera prolongada.

En cuanto a las mujeres que están amamantando, no es recomendable hacer esta dieta durante la cuarentena y, de hecho, hacerla durante los primeros 6 meses de lactancia podría ser un riesgo, pues la mujer gasta muchas energías al alimentar a su bebé por lo que necesita contar con todos los alimentos que le brinden las vitaminas, minerales y proteínas necesarias al cuerpo.

La lactancia es un compromiso entre la madre y el bebé; es una forma de crear lazos de amor entre ambos por lo que la madre debe estar activa, con fuerzas suficientes y bien alimentada para poder brindarle una buena experiencia alimenticia a su bebé.

Como la dieta de la piña es tan estricta, lo recomendable es que la madre espere varios meses antes de someterse a esta rigurosa forma de bajar de peso; lo que sí puede hacer es incluir la piña dentro de su dieta, para que aproveche sus beneficios, pero sin que su primer objetivo sea el bajar de peso de forma tajante y rápida.

La piña, por sí sola, de manera equilibrada en las comidas, puede ayudar a recuperar la figura que perdemos por el embarazo y todo el proceso del parto. ¡Tú hijo bien que lo vale! Cuídate y recuerda que todo tiene su tiempo.

Seguro que te interesa: ¿Se puede hacer la dieta de la piña durante la lactancia?

Para evitar todas estas posibles reacciones secundarias de la dieta de la piña, así como las dudas que existan al respecto, se recomienda consultar a un especialista antes de iniciar la dieta.

 

 

¿Qué dieta seguir después de la dieta de la piña?

Una vez que has culminado la dieta de la piña es muy importante que sigas cuidando tu forma de comer, aunque no de manera tan estricta.

Puedes optar por el siguiente tipo de alimentación: una dieta equilibrada

  • Consume, preferiblemente, carnes magras como el pollo o el pescado. Ver Dieta de la piña y pollo
  • Puedes consumir mucho atún, en lata o natural.
  • También come carnes como pavo o pescado, pero que no se prepare frito.
  • La ingesta de vegetales será primordial para que mantengas tu cuerpo en el peso adecuado; algunas personas aseguran que los vegetales de color verde son los más saludables, así que inclúyelos diariamente. Por ejemplo, prepara brócoli al vapor con algo de coliflor y zanahorias.
  • Come muchas frutas, sobre todo a media mañana o a la hora de la merienda. La piña puede estar presente en esta dieta, pero sin necesidad de que siga siendo la estrella de todas las comidas.
  • Come muchas cremas de verduras, como crema de apio, de zanahoria, de espárragos, o una combinación de varias verduras.
  • Utiliza leche y queso desnatado, así como yogur natural bajo en grasas. Una taza de yogur con algo de fruta picada se convierte en una deliciosa merienda.
  • Opta por comer huevos en el desayuno, pues la proteína de este alimento es muy importante para el cuerpo; pero algunas veces, sólo come las claras.
  • Toma café en pocas cantidades; si es descafeinado, mejor.
  • Utiliza miel o stevia en lugar de azúcar normal, en su defecto, entonces utiliza azúcar morena en lugar de la blanca.
  • En la noche, no comas platillos muy pesados, como pasta o carnes rojas,mejor come una crema de verduras, alguna tostada de pan integral con jamón (de pavo, mejor) o una ensalada de lechuga, tomate y pollo o atún, por ejemplo.
  • Trata de cuidar las salsas, dips o aderezos que consumes, pues la mayoría llevan mayonesa y aceite en grandes cantidades. Si aderezas con vinagre, aceite de oliva y sal, tu plato será más sano.
  • Incluye el aceite de oliva virgen extra en tu dieta. Muchos estudios han demostrado que este aceite es muy bueno para la salud y para quienes desean bajar o mantener su peso. La dieta mediterránea podría ser una gran opción para que te alimentes después de culminar la dieta de la piña.
  • Compra alimentos orgánicos, ligeros e integrales en cuanto te sea posible.
  • En lugar de frituras, puedes preparar los alimentos al vapor, horno, al papillote o a la plancha. ¿Y las papas fritas? ¡Olvídalas por algún tiempo! Sin embargo, si preparas papas, al estilo de papas fritas, al horno, podrías consumirlas cuantas veces desees.

Se recomienda que el beber agua abundantemente se vuelva unas de las cosas más importantes que hagas cada día; también, hazte amigo de los ejercicios y diseña una rutina para ejercitarte que te ayude a tonificar tus músculos y abdomen, a mantener una buena forma corporal y a eliminar grasas.

Nunca es bueno tener rutinas de ejercicios forzadas, pues esto, en poco tiempo, será una carga muy difícil de llevar, en lugar de una agradable forma de cuidar de tí mismo. Cada persona es distinta, así que no te guíes por quienes se desviven haciendo ejercicios hasta más no poder, puede que tu cuerpo sólo necesite un poco de trote y abdominales unas tres veces por semanas.

Come de manera equilibrada, pero lo más sano posible; no te alejes por completo de los deliciosos postres, pues de vez en cuando podemos darnos 'ese lujo'. Para que te mantengas con buena masa corporal, debes ingerir muchos vegetales y verduras, en lugar de carbohidratos o comida 'chatarra'.

¿Qué más te podemos decir? Toda dieta estricta o veloz, como la dieta de la piña, debe ser considerada de manera inteligente y hacerse en un momento en el que nuestro organismo goce de buena salud, pues si no podríamos obtener cualquiera de los efectos negativos y contraindicaciones que ya hemos descrito.

Recuerda, este tipo de dieta consume muchas energías, y si padeces alguna enfermedad o situación de salud, mejor es esperar a que te recuperes y estés fuerte para iniciar ésta o cualquier otra dieta.

Por lo demás, si sigues las recomendaciones de manera adecuada, podrás estar seguro de que bajarás de peso con este régimen alimenticio de tres, cinco o siete días. Si deseas bajar los kilitos de la navidad, la semana santa o el embarazo, no dudes en hacer la dieta de la piña para que tu cuerpo vuelva a recuperar su peso ideal.

¿Playa, un día de piscina, una reunión de trabajo o una cita? ¡La dieta de la piña será tu mejor aliado! Luce fabulosa o fabuloso en poco tiempo y róbate todas las miradas con esta dieta.

Otras dietas que pueden interesarte

 

Dieta de la piña y atún

Hay una dieta muy popular entre las participantes de los concursos de belleza, (las famosas Misses), y esta es la dieta de piña y atún, que asegura la pérdida de peso en un tiempo relativamente corto, con la ventaja de…
Leer más