Dieta de la piña y pollo

Esta dieta tiene la particularidad de estar compuesta por dos elementos sumamente recomendados para bajar de peso: la piña y el pollo.

Por un lado, la piña, con su agradable, refrescante y delicado sabor, es un importante vehículo de vitaminas y minerales; coadyuvante natural para evitar la retención de líquido, por ser diurética.

Favorece la desinflamación de órganos internos e hinchazones visibles (bolsas bajo los ojos, tobillos recrecidos, manos hinchadas, entre otros).

Agiliza la cicatrización; beneficia la digestión y el tracto intestinal, con la consecuente depuración del colon; y contribuye con la pureza de la piel.

dieta piña pollo

El pollo, por su parte, es una proteína de origen animal de elevado valor biológico, poca grasa, alto poder de saciedad, y que aporta gran cantidad de nutrientes necesarios para el funcionamiento saludable del cuerpo humano.

El sentido común y el análisis lógico, nos indican que la combinación de estos dos alimentos en una dieta, cuyo objetivo principal sea bajar de peso rápidamente, es ideal, logrando también la energía necesaria para mantener un ritmo de vida sano y ágil.

Cabe señalar también que la dieta de piña y pollo, no excluye el consumo de verduras y vegetales bajos en calorías y altos en fibra, los cuales contribuirán en gran medida, a eliminar kilos de más y a depurar nuestro cuerpo de toxinas. Aquí te presentamos un menú de ejemplo, para que lo sigas y hagas tus propias combinaciones.

Desayuno: Una rebanada de pan integral tostado, una rodaja de piña y un té verde o vaso de leche de almendras. O una taza de piña picada en pequeños trozos, rociada con limón y una cucharadita de miel. Una rodaja de pan integral, untada con aceite de oliva.

Media mañana: un batido de piña, con hojas de menta y edulcorante.

Comida: una pechuga de pollo al horno, ensalada de lechuga con trozos de piña, aderezada con aceite de oliva, limón, sal y pimienta. Un té de piña. O, una ensalada de espinacas y acelgas con almendras, una pechuga de pollo a la plancha, dos rodajas de piña y un té verde.

receta de piña y pollo

Media tarde: un yogur natural descremado con edulcorante. O, dos rodajas de piña.

Cena: crema de calabaza, preparada en una base de caldo de pollo, con dados de pechuga. Dos rodajas de piña. O, una ensalada con un huevo cocido, dos pechugas de pollo y dos rodajas de piña, té, manzanilla o infusión de hierbas aromáticas.

Antes de dormir: infusión caliente de hojas de lechuga y cáscara de piña.

Consejos nutricionales

  • Incluye vegetales como brócoli, calabacín, coliflor, coles de Bruselas col morada, lechuga rizada, alcachofa, berenjena. La idea es que varíes y no te aburras.

  • Sustituye las semillas, a fin de probar nuevas combinaciones, a la ensalada puedes agregarle semillas de girasol, avena o cebada integral, nueces, entre otras.

  • Sustituye la leche de vaca por leche de almendras o de soja.

  • No tomes licor, café, ni refrescos.

  • Puedes consumir productos con edulcorante artificial, erradica el azúcar de tu dieta.

  • Debes tomar ocho vasos de agua al día.

  • Importantísimo: no dejes de ir al gimnasio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *